¿Cuáles son las diferencias entre placa dental y sarro? | Clínica Dental SEDI
diferencias entre placa dental y sarro

¿Cuáles son las diferencias entre placa dental y sarro?

Es habitual confundir estos dos residuos que se acumulan en los dientes y, aunque están estrechamente relacionados, no son lo mismo. Incluso el aspecto de cada uno es bastante distinto. Para conocer cuáles son las diferencias entre placa dental y sarro vamos a ver cómo se forman, qué problemas causan y cómo combatirlos.

¡Atentos a las palabras de nuestros dentistas en Toledo!

¿Qué es la placa bacteriana?

La placa bacteriana es una especie de película pegajosa e incolora que se deposita de forma continua en la superficie de las piezas dentales.

Restos de comida, saliva, bacterias, etc., forman este residuo que va destruyendo el esmalte dental (lo que favorece la producción de caries) y la inflamación de las encías (gingivitis).

La placa bacteriana empieza a formarse entre cuatro y doce horas tras el cepillado y es en las comidas y cuando dormimos cuando existe mayor vulnerabilidad a su proliferación.

¿Cómo se puede combatir la placa bacteriana? ¡Es sencillo! La única forma de evitar que se acumule demasiada placa bacteriana en los dientes es con una correcta higiene bucal. Es muy importante el cepillado después de cada comida, así como el hilo dental que ayuda a evitar que queden restos de comida entre las piezas.

¿Qué es el sarro?

El sarro es, precisamente, la acumulación y endurecimiento de la placa bacteriana.

Cuando la placa bacteriana no se va eliminando con una buena higiene bucal y se va depositando en los dientes durante un largo periodo de tiempo, puede terminar por endurecerse y dar lugar a la formación de sarro. Incluso, aunque se tenga una higiene bucal correcta, en ocasiones la placa dental se puede acumular en huecos de difícil acceso. Por eso, es importante ser concienzudo con la limpieza.

Una vez que se ha formado el sarro, éste no se puede eliminar a través del cepillado. Será el dentista quien tenga que eliminarlo a través de una higiene bucodental profesional. El mayor problema reside en que, mientras se va formando el sarro, la boca va acumulando una gran cantidad de bacterias que constituyen un riesgo importante sobre la salud oral, además de resultar un problema estético.

¿Qué hacemos para evitar la aparición de placa dental y sarro?

La única forma que hay para prevenir el sarro es no dejar que la placa dental se acumule. Y para eliminar la placa dental, sólo cabe ser muy riguroso con la higiene bucal.

Para que esa higiene oral sea correcta y completa, sólo hay que seguir algunos pequeños pasos:

  • No dejar pasar horas entre comida y cepillado.
  • Dedicar al menos dos minutos, llegando a cada parte de la boca.
  • Usar hilo dental y añadir enjuague bucal a la higiene para conseguir limpiar las zonas interdentales.
  • Acudir como mínimo una vez al año a una revisión odontológica para realizar una higiene dental profesional y comprobar el estado de tu boca.

Además de existir grandes diferencias entre placa dental y sarro, ambos conceptos tienen algo en común: son muy perjudiciales para tu salud oral. En SEDI, Clínica Dental en Toledo, apostamos por la prevención y por ofrecerte un servicio de la máxima calidad. No olvides revisar tu salud dental periódicamente. Consúltanos o pide tu cita aquí.